Eficientizar vs ahorrar

“Proyectos VIP” “Productividad” o “Reducción de costos”… Llamémoslo como sea; siempre y cuando obtengamos los beneficios.

Les aseguro que eficientizar es uno de los proyectos más importantes de todas las grandes empresas, eso no significa para nada que se sacrifica calidad. Sólo significa que deberán repensar en sus procesos para lograr la misma efectividad o resultado con un costo final menor. Ojo: Aquí fíjense que digo costo final, porque menos no siempre es más económico…

En mi área, empaques, tenemos un millón de posibilidades para eficientizar costos y procesos. Generalmente un proyecto nuevo inicia basándonos en lo técnicamente seguro, aunque esto implique un poco de sobre protección ya que con una innovación los riesgos deben minimizarse.

Una vez el proyecto ya es de línea, tenemos una red de seguridad que nos permite repensar las opciones iniciales. Nunca desmejorando la calidad del producto, solo pensando en nuevas opciones y posibilidades ahora con más tiempo para probar e implementar. Yo he tenido la suerte de trabajar en empresas excelentes donde la calidad es lo primero y al buscar ahorros nunca tuve que arriesgaran la calidad del producto. Si, nos costó pensar fuera del cajón y mirar más allá de lo obvio, incluso muchas veces con la ayuda de los operadores y suplidores. Tratar de ahorrar, abaratando costos o bajando calidad puede costarnos mas delo que creemos, puede costarnos mercado.

¿Sabías que con cambios “simples” en una corrugada puedes ahorrar hasta un 25% anual en el costo de tus empaques?  Te daré varios ejemplos con los que seguro eliminaras un % interesante del costo; pero como dicen por ahí: No intentes hacerlos sin la asesoría de un profesional del área, podrías causar daños irreparables a tu producto y a tu marca.

  1. Cambio de estructura o gramaje
  2. Reducción o duplicación en dimensiones de empaques
  3. Reacomodo de productos
  4. Revisión de Colores
  5. Estandarización
  6. Nuevos proveedores
  7. Mejoras o eliminación de procesos.

No esperes más, siempre hay una forma mejor de hacer las cosas, cada día que pasa la tecnología y la experiencia nos ayuda a rediseñarnos. Con estos proyectos, sin duda podemos aumentar las ganancias y de paso ser más amables con el medio ambiente.

¿Quieres hacer más con menos costo? Llámanos y te asesoramos.

¿Qué hace un Ingeniero de Empaques?

Mi padre siempre me dice: !Qué emoción siento cuando no puedo pronunciar, ni explicar cuál es la profesión que ejerce mi hija para vivir!

Packaging Engineer; una profesión muy hermosa, muy necesaria, con mucho campo y además, bien remunerada; aunque aún en estos tiempos modernos es un campo poco transitado en este país.

¿Qué es un ingeniero de empaques?, esta sería su traducción al español.

Esta pregunta la escucho al menos 2 veces por semana, en presentaciones sociales, familiares y comerciales.

La respuesta social es la siguiente…Fácil, ves esas papitas, chocolate, refresco o producto equis que tienes en la mano, una persona como yo fue quien decidió cual forma, dimensión, grosor o material debía tener para soportar la producción y el transporte, necesarios para que te las puedas comer hoy…de repente escucho un ahhhhhhhh!

Ahora bien, algo más técnico y detallado sería: El ingeniero de empaques es quien se encarga de definir estructura y especificaciones técnicas en general del empaque que utilizara un producto, determinando también costos y procesos.

Generalmente nos enfocamos en productos industrializados, o sea que se producen a gran escala. En estos para que el empaque sea funcional y rentable debe cumplir con ciertos requerimientos, ademas según sean nuestras posibilidades de manufactura y el destino final del producto podemos aplicar diferentes soluciones.

• El empaque debe ser maquinable, o sea, tener una relación fluida con la máquina empacadora o si sera utilizado manualmente debe ser de fácil manejo. en este punto debemos saber cuales máquinas de empaque tenemos disponibles o vamos a adquirir, cómo es su mecanismo de sellado y demás datos técnicos de la maquina

• Diseñar correctamente el plano mecánico es básico; En él debemos delimitar el espacio hábil para arte e identificar los paneles, también los espacios que deben reservarse para pegado, codificación o solapa. Debemos saber ya cuál será la unidad mínima de Venta.

•  Determinamos la vida útil del producto: para asegurar que llegue al consumidor o cliente en condiciones óptimas para ser ingeridos, aplicados o utilizados. debemos definir cual material es el más idóneo y si debe tener barrera, cuanta. Tambien si será de comercialización local o exportación.

Aseguramos la integridad física del producto, este debe llegar completo, sin roturas o abolladuras al final de la cadena, más delicado aun si es un producto para exponer en el punto de venta, así que también definimos que tipo de corrugado debemos utilizar.

Estas son sólo algunas de las variables que debemos tomar en cuenta para ser efectivos como ingenieros de empaques. ya que nos aseguramos de que esa idea o concepto que luce fenomenal en el computador o en la cabeza de alguien, sea factible, funcional y rentable.

El adecuado desarrollo de un producto y su empaque determinan en gran porcentaje su éxito!

En fin, todos somos consumidores y vamos al Súper, pero pocos entendemos el recorrido de esos productos y los detalles que alguien debió tomar en cuenta para desarrollarlos, producirlos, transportarlos y llevarlos adecuadamente a nuestras alacenas.

LA ETIQUETA DE TU PRODUCTO HABLA POR EL

¿Te ha ocurrido que, en el desarrollo de tu empaque las etiquetas quedan descuadradas? ¿Se arrugan, se despegan o se ponen feas en muy poco tiempo?

Ser diseñador es una cosa, ser diseñador de empaques es otra. En mis inicios, cometí algunos errores porque quien no sabe algo, muchas veces, tampoco sabe que no lo sabe…hasta que ya es muy tarde.

Diseñar empaques va más allá del tener un arte bonito, o creativo.

Debemos tomar en cuenta algunos puntos (Check listque son invisibles para el cliente, consumidor o el espectador en general. Son puntos que sólo son obvios cuando no fueron tomados en cuenta y ocurre EL ERROR.

 Dependiendo del tipo de empaque que diseñemos, este check list va en aumento, ya que algunos empaques pueden ser más complejos que otros.

En esta ocasión hablaré de LAS ETIQUETAS. Parecieran ser simples; o tal vez comunes; y últimamente son la necesidad más imperiosa de los emprendedores, dado que utilizan empaques genéricos, pero los personalizan con sus logos y marca en las etiquetas.

Los puntos que voy a mencionar serán de utilidad tanto para mis amigos emprendedores como para mis colegas diseñadores gráficos, si en algún momento optan por crear una etiqueta.

Para diseñar una etiqueta debemos tomar en cuenta al menos lo siguiente:

  • 1- ¿Las medidas o el plano mecánico?

El plano mecánico es como el “patrón de un traje a la medida”, para tus empaques, es mucho más que simplemente un alto por ancho, lo genero colocando una etiqueta en el envase y midiendo los espacios críticos como son: frente visual, paneles laterales, márgenes, solapas, pegado etc. Varios clientes me han pedido que diseñe sus etiquetas sin darme muestras y como yo no hago nada al ojo porque procuro que el resultado final sea el adecuado, les pido una foto y busco en mi almacén un envase igual.

El plano mecánico es una guía. No se marca en la impresión, pero le indica al diseñador las zonas para destacar algunos elementos y cuida de que otros no se corten o se tapen luego del empacado. Si el plano no se hace, se corre el riesgo de diseñar un frontal tan grande que se corte visualmente, o tan pequeño que se desperdicie espacio y se coloque en el frente información que no necesita ser tan vista.

  • 2 ¿El Producto será expuesto a la humedad o al frio?

Este detalle nos ayuda a determinar en qué material debemos imprimir. Ejemplo: Si el producto es un shampoo, va a la bañera y será manipulado con las manos húmedas. Si es un alimento que va a la nevera; se humedecerá en menos de 5 minutos, y no queremos que la etiqueta se desintegre o que se manche todo de tinta. Para estos casos debemos elegir materiales laminados, polipropilenos o viniles, dependiendo del tipo de impresión que utilicemos. Si tu producto va a la despensa y no hay líquidos en ningún lugar del proceso, podemos lograr maravillas a un menor costo imprimiendo en papel y sin necesidad de laminar.

  • 3- ¿Cómo será el proceso de etiquetado?

Si vas a etiquetar manualmente, puede que no tenga tantos requisitos críticos. Si vas a etiquetar en máquinas semi-automáticas o automáticas, el cuento es otro. Debes saber qué tipo de material acepta la máquina, tomar en cuenta el hilo del papel, y el tamaño máximo de las etiquetas que acepta; y ya que deben ser en rollos necesitas la dirección de embobinado.

  • 4- ¿Quiero que la etiqueta sea troquelada?

Si quieres que tu etiqueta sea rectangular, circular, cuadrada o con “formita” fuera de lo clásico. Es algo que debes definir desde el inicio, ya que depende del sistema de impresión que utilices esta solicitud puede incrementarte el costo o no.

  • 5- Elementos de buenas prácticas de etiquetado:

La etiqueta además de ser la imagen del producto, es la vía más directa para comunicarte con tu consumidor.

Así que es tu oportunidad para incluir todo lo que haga más fácil la relación del consumidor con el producto. De más está decir que algunas informaciones son obligatorias por ley o por normas de etiquetado, dependiendo del tipo de producto; como lo son las nutricionales (si aplica), descripción del producto, listado de ingredientes, registro industrial/ sanitario, recomendaciones de consumo y almacenaje, datos del fabricante, contenido, código barras y otros.

  • 6 – Colores:

El color del frasco es importantísimo.

Si el frasco es transparente o translucido y queremos aprovechar esta transparencia, el diseñador debe saber cuál es el color del producto que va dentro y así puede integrarlo al diseño. Si el empaque es opaco(no transparente) también requieres tomar en cuenta si quieres que la etiqueta contraste o se pierda en el tono del material.

Tintas de impresión. Amplio más este tema en mi artículo Diseñando para imprimir.

Pero, para resumir, te recuerdo que tus colores corporativos y tu presupuesto también influyen en este punto. Recuerda que todo cuesta y si aplicas tus colores con conciencia, puedes reducir los costos sin afectar la calidad

  • 7 – Cantidad a imprimir, para definir tipo de impresión.

Aunque parece que es empezar con el final, NECESITAS saber qué cantidad de etiquetas vas a imprimir, ya que esto definirá si imprimes digital (plotter, impresora láser.) o en imprenta (offset, flexo, imprenta digital etc).

Si vas a imprimir un par de cientos de etiquetas, tendrás que optar por las soluciones digitales, el costo por unidad de etiqueta es un poco más alto que en imprenta independientemente de la cantidad, pero puedes imprimir hasta una sola etiqueta. Esto es buenísimo para un proyecto que inicia, si es manual o pequeño. En estos sistemas de impresión no tienes que incurrir en costos de planchas, aunque tienes algunas limitaciones de proceso; como por ejemplo no puedes imprimir rollos para automatizar, ni utilizar tinta blanca en tu etiqueta.

 Si vas a imprimir desde miles de etiquetas (mientras más mejor y más rentable) puedes pensar en una imprenta.

En una imprenta deberás pagar planchas(sólo una vez) pero los precios por unidad bajan según aumentas el pedido y lo mejor es que tienes opciones adicionales que puedes aprovechar, por ejemplo: Si el frasco es color oscuro, podemos imprimir en etiqueta transparente y tinta blanca, también utilizar brillo y mate integrados en el diseño, tener etiquetas metalizadas o con relieve, podremos recibir las etiquetas en rollos para colocarlas en etiquetadoras y muchas otras posibilidades que solo tendrás que confirmar con tu imprenta favorita.

Nota: Debo reconocer que hoy en día hay algunas imprentas que nos permiten ser mucho más creativos sin importar la cantidad.

  • 8- Armonización:

Si puedes: ARMONIZA TUS EMPAQUES. Esto es una recomendación de mi parte, más que una obligación.

He trabajado como ingeniero de empaques en varias multinacionales y te puedo confesar que ese es el secreto de su productividad. Siempre que simplifiques los procesos, serán más ágiles, sencillos, económicos y a prueba de errores. Si puedes utilizar empaques similares en su forma y dimensiones, lograras que todo lo que se derive de esto sea más rentable mejorando costo y eficiencia. Ejemplo: Si las botellas o frascos son del mismo tamaño, aunque tengan colores diferentes, las etiquetas, su configuración de etiquetado y cajas corrugadas serán las mismas. Generalmente los mínimos de las imprentas se pueden aprovecharse imprimiendo etiquetas diferentes pero con las mismas dimensiones y material.

Amigo emprendedor, te hablo como especialista empaques porque tal vez no tengas acceso a uno. La próxima vez que vayas a crear una etiqueta, define con tu diseñador todos estos puntos, y te aseguro que podrás hacer las cosas bien desde la primera vez, a un costo menor y disminuyendo errores. Si no estás seguro de tus requerimientos técnicos asesórate con un ingeniero de empaques o con tu imprenta favorita.

Estamos a tu disposición Lilliam María y en Instagram @Pack_Studio

¿Qué debes saber antes de comprar CODIGOS DE BARRAS?

Illustration of barcode

¿Para qué sirve un Código de Barras?
El Código de barras es una gráfica asociada a un número único, que dota a los productos que lo tienen de una identidad única universal. Los códigos de barra se cargan en el sistema de los almacenes conjunto con la información específica del producto que lo porta. Esta información sirve para rastrear, identificar, clasificar e inventariar cada producto con solo capturar la imagen del código con un lector o colocar sus números en el sistema.

¿Cuándo necesitas códigos de barra?
Si vas a vender tus productos directamente, mano a mano o en comercios pequeños que no utilicen lectores de códigos, NO TIENES QUE COLOCARLOS.

Pero, si tu plan es crecer y comercializar tus productos en algún almacén, supermercado o comercio formal, que utilice lectores de código de barras; es necesario colocar códigos a todos tus productos; ya que los almacenes lo exigen para poderse manejar con el sistema.

¿Cuántos Códigos de barras necesitas?
Los Códigos de Barra son únicos por producto. Así que necesitarás tantos códigos de barras como productos y formatos poseas.

Ejemplo: Si tienes varias líneas de detergentes como lavanda, floral; cada una con diferentes tamaños 8 onzas, 16 onzas y 1 galón, necesitará 6 códigos de barra diferentes.
1. Lavanda 8oz. /.2. Lavanda 16oz / .3. Lavanda 1g. / 4. Floral 8oz / 5 Floral 16 onzas / 6. Floral 1 galón

Si ya utilizaste un código de barras en un producto, NO PUEDES repetirlo en otro.

Si tienes mas dudas respecto a este tema, o requieres adquirir códigos de Barra para tus productos, estamos a tu disposición.

Preséntate (entrada de muestra)

Esto es una entrada de muestra, originalmente publicada como parte de Blogging University. Regístrate en uno de nuestros diez programas y empieza tu blog con buen pie.

Hoy vas a publicar una entrada. No te preocupes por el aspecto de tu blog. Tampoco te preocupes si todavía no le has puesto un nombre o si todo esto te agobia un poco. Tan solo haz clic en el botón «Nueva entrada» y explícanos por qué estás aquí.

¿Por qué es necesario?

  • Porque proporciona contexto a los nuevos lectores. ¿A qué te dedicas? ¿Por qué deberían leer tu blog?
  • Porque te ayudará a concentrarte en tus propias ideas sobre tu blog y en lo que quieres hacer con él.

La entrada puede ser corta o larga, una introducción de tu vida o una declaración de los objetivos del blog, un manifiesto de cara al futuro o una breve descripción del tipo de cosas que pretendes publicar.

Te ofrecemos algunos consejos útiles para ayudarte a empezar:

  • ¿Por qué publicas tus entradas en lugar de escribir en un diario personal?
  • ¿Sobre qué temas crees que escribirás?
  • ¿Con quién te gustaría conectar a través de tu blog?
  • Si tu blog resulta ser un éxito a lo largo del próximo año, ¿qué objetivo te gustaría lograr?

No tienes por qué atarte a las decisiones que tomes ahora. Lo bueno de los blogs es que evolucionan constantemente a medida que aprendemos nuevas cosas, crecemos e interactuamos los unos con los otros. Pero está bien saber dónde y por qué empezaste, y plasmar tus objetivos puede darte más ideas para las entradas que quieres publicar.

¿No sabes por dónde empezar? Tan solo escribe lo primero que se te ocurra. Anne Lamott, autora de un libro sobre cómo escribir que nos encanta, afirma que debemos permitirnos escribir un «primer borrador de mierda». Anne está en lo cierto: tan solo tienes que empezar a escribir, y ya te encargarás de editarlo más tarde.

Cuando todo esté listo para publicarse, asigna entre tres y cinco etiquetas a la entrada que describan el centro de atención de tu blog: escritura, fotografía, ficción, educación, comida, coches, películas, deportes… ¡Lo que sea! Estas etiquetas ayudarán a los usuarios interesados en tus temas a encontrarte en el Lector. Una de las etiquetas debe ser «zerotohero», para que los nuevos blogueros también puedan encontrarte.

Preséntate (entrada de muestra)

Esto es una entrada de muestra, originalmente publicada como parte de Blogging University. Regístrate en uno de nuestros diez programas y empieza tu blog con buen pie.

Hoy vas a publicar una entrada. No te preocupes por el aspecto de tu blog. Tampoco te preocupes si todavía no le has puesto un nombre o si todo esto te agobia un poco. Tan solo haz clic en el botón «Nueva entrada» y explícanos por qué estás aquí.

¿Por qué es necesario?

  • Porque proporciona contexto a los nuevos lectores. ¿A qué te dedicas? ¿Por qué deberían leer tu blog?
  • Porque te ayudará a concentrarte en tus propias ideas sobre tu blog y en lo que quieres hacer con él.

La entrada puede ser corta o larga, una introducción de tu vida o una declaración de los objetivos del blog, un manifiesto de cara al futuro o una breve descripción del tipo de cosas que pretendes publicar.

Te ofrecemos algunos consejos útiles para ayudarte a empezar:

  • ¿Por qué publicas tus entradas en lugar de escribir en un diario personal?
  • ¿Sobre qué temas crees que escribirás?
  • ¿Con quién te gustaría conectar a través de tu blog?
  • Si tu blog resulta ser un éxito a lo largo del próximo año, ¿qué objetivo te gustaría lograr?

No tienes por qué atarte a las decisiones que tomes ahora. Lo bueno de los blogs es que evolucionan constantemente a medida que aprendemos nuevas cosas, crecemos e interactuamos los unos con los otros. Pero está bien saber dónde y por qué empezaste, y plasmar tus objetivos puede darte más ideas para las entradas que quieres publicar.

¿No sabes por dónde empezar? Tan solo escribe lo primero que se te ocurra. Anne Lamott, autora de un libro sobre cómo escribir que nos encanta, afirma que debemos permitirnos escribir un «primer borrador de mierda». Anne está en lo cierto: tan solo tienes que empezar a escribir, y ya te encargarás de editarlo más tarde.

Cuando todo esté listo para publicarse, asigna entre tres y cinco etiquetas a la entrada que describan el centro de atención de tu blog: escritura, fotografía, ficción, educación, comida, coches, películas, deportes… ¡Lo que sea! Estas etiquetas ayudarán a los usuarios interesados en tus temas a encontrarte en el Lector. Una de las etiquetas debe ser «zerotohero», para que los nuevos blogueros también puedan encontrarte.

Preséntate (entrada de muestra)

Esto es una entrada de muestra, originalmente publicada como parte de Blogging University. Regístrate en uno de nuestros diez programas y empieza tu blog con buen pie.

Hoy vas a publicar una entrada. No te preocupes por el aspecto de tu blog. Tampoco te preocupes si todavía no le has puesto un nombre o si todo esto te agobia un poco. Tan solo haz clic en el botón «Nueva entrada» y explícanos por qué estás aquí.

¿Por qué es necesario?

  • Porque proporciona contexto a los nuevos lectores. ¿A qué te dedicas? ¿Por qué deberían leer tu blog?
  • Porque te ayudará a concentrarte en tus propias ideas sobre tu blog y en lo que quieres hacer con él.

La entrada puede ser corta o larga, una introducción de tu vida o una declaración de los objetivos del blog, un manifiesto de cara al futuro o una breve descripción del tipo de cosas que pretendes publicar.

Te ofrecemos algunos consejos útiles para ayudarte a empezar:

  • ¿Por qué publicas tus entradas en lugar de escribir en un diario personal?
  • ¿Sobre qué temas crees que escribirás?
  • ¿Con quién te gustaría conectar a través de tu blog?
  • Si tu blog resulta ser un éxito a lo largo del próximo año, ¿qué objetivo te gustaría lograr?

No tienes por qué atarte a las decisiones que tomes ahora. Lo bueno de los blogs es que evolucionan constantemente a medida que aprendemos nuevas cosas, crecemos e interactuamos los unos con los otros. Pero está bien saber dónde y por qué empezaste, y plasmar tus objetivos puede darte más ideas para las entradas que quieres publicar.

¿No sabes por dónde empezar? Tan solo escribe lo primero que se te ocurra. Anne Lamott, autora de un libro sobre cómo escribir que nos encanta, afirma que debemos permitirnos escribir un «primer borrador de mierda». Anne está en lo cierto: tan solo tienes que empezar a escribir, y ya te encargarás de editarlo más tarde.

Cuando todo esté listo para publicarse, asigna entre tres y cinco etiquetas a la entrada que describan el centro de atención de tu blog: escritura, fotografía, ficción, educación, comida, coches, películas, deportes… ¡Lo que sea! Estas etiquetas ayudarán a los usuarios interesados en tus temas a encontrarte en el Lector. Una de las etiquetas debe ser «zerotohero», para que los nuevos blogueros también puedan encontrarte.